monica@monicacubero.es
Instagram

Tu ratito

Estética Emocional: INCOHERENCIAS EN EL CUIDADO DE TU PIEL

incoherencia piel2

 

Es bastante probable que cometas alguna de las siguientes incoherencias en el cuidado de tu piel, suele suceder en ocasiones por desconocimiento y otras porque una parte de nosotras tiene claro e intenta seguir “lo correcto” y otra decide optar  por “lo que nos  apetece”.  Te invito a revisar si tienes alguno estos hábitos principalmente porque se anulan entre sí,  y a elegir desde la consciencia el que va más contigo.

 

  • Cuidas tu alimentación, haces deporte, te esfuerzas por llevar una vida sana, refuerzas tus defensas, te realizas revisiones periódicas…

…pero, aunque todo esto incide directamente,  se te  olvida que la piel es un órgano que forma parte de tu cuerpo,  y como tal requiere de unos cuidados  para mantener su salud, por lo menos protegerla de agresiones externas, y la cuidas poco o nada.

 

  • Confías plenamente en tus propios recursos

… pero cuando algo no marcha bien en tu piel recurres inmediatamente a medicamentos  sin confiar en los recursos naturales de tu piel para recuperarse, ni darles ninguna oportunidad. Demostraría mayor confianza el nutrir y reforzar esos recursos principalmente para prevenir.

 

  • Tienes bastante claro que debes proteger tu piel de los agentes externos y antes de salir a la calle siempre aplicas un cosmético…

… pero a veces utilizas jabones, como el gel de ducha, que eliminan el manto natural protector de tu piel, la “crema natural” que la recubre.

 

  • Cuando tu coche tiene algún problema lo llevas al taller, igual que acudes al dentista por un problema dental,  porque determinados temas sólo pueden llevarlos a cabo profesionales

… pero tus tratamientos de belleza se limitan a los caseros,  porque por suerte hoy en día hay mucha información en las redes y resulta bastante sencillo hacerlo tú misma.

 

  • Utilizas cremas de tratamiento intensivo y de alto valor para cuidar la piel de tu rostro…

…pero  hay días que no limpias tu piel antes de usarlas más que con agua, sobre todo por la noche si estás muy  cansada, así que aplicas esa crema valiosísima junto con bastante polvo y toxinas.

 

  • Además de las cremas, utilizas serums para reforzar su acción…

… pero no realizas uno o dos exfoliantes por semana, un paso previo básico, con lo que la penetración del producto y eficacia se ve reducida.

 

  • Te vistes con ropas a la moda, cubres la piel de tu cuerpo con  tejidos y colores afines a tu forma de ser…

… pero consideras que la piel de tu rostro  debe lucir natural  para ofrecer la versión más auténtica de ti misma  y además el maquillaje puede ensuciarla. No tienes en cuenta que el maquillaje puede aportar activos interesantes para la nutrición y protección de tu piel, y que “vestirla” y potenciar sus mejores rasgos  con  cosmética tiene el mismo sentido que vestir tu cuerpo.

key-692199_1280

 

  • Procuras que tu crema facial diaria tenga protección solar para preservar  tu piel de las radiaciones…

… pero no la repones al cabo de unas horas, olvidando que el factor de protección pierde su efecto al cabo de un tiempo y que si sales de tu casa a las 8 de la mañana al medio día es bastante probable que tu piel esté desprotegida.

 

  • La sinceridad es uno de tus valores principales…

… pero eres incapaz de salir a la calle sin maquillar y el día que decides hacerlo  te preguntan si te encuentras bien. Y  es que  ¿Quién eres realmente? ¿La de la piel sin maquillar o el personaje que has creado a base de pinturas? Olvidas que existe un “maquillaje sincero”, basado en tu propia belleza.

 

  • Tienes una rutina  de cuidado facial que incluye limpieza, renovación, cremas y serums de tratamiento…

… pero los meses de verano pasas largas horas al sol porque te ves mucho mejor con un tono dorado y te encanta pasar horas tumbada bajo los rayos, sin tener en cuenta que produce radicales libres, que esas horas se van acumulando y que tus células tienen memoria.

 

  • Te preocupa la celulitis en tus piernas, el aspecto de piel de naranja, a veces utilizas cosmética y has realizado tratamientos profesionales intensivos antes del verano…

pero tu alimentación no es consciente ni equilibrada, consumes alcohol y/o  haces menos ejercicio del que debieras,  ignorando que esto repercute directamente en el metabolismo de esa  grasa que tanto te preocupa.

  • Cuidas tu piel y tu imagen en general…

pero pasas todo el invierno sin depilar porque “no se ve”, sin preguntarte   ¿Quién no lo ve? ¿Cuidarías tu aspecto externo si supieras que nadie te  va a ver? ¿Para quién te cuidas?  ¿Qué podría suceder si no lo haces?

 

Si alguno de estos es tu caso: ¿Qué has decidido? ¿Qué vas a hacer a partir de ahora?  Puedes contármelo en los comentarios, y si no estás de acuerdo también con alguna de estas incoherencias también  ;-)

 

Detente y disfruta la experiencia de cuidarte

Mejora tu imagen y bienestar teniendo en cuenta tu interior. Apuesta por una Estética coherente, únete a mi comunidad.

Al facilitarme tus datos aceptas la política de privacidad que puedes leer en el enlace al pie

Leave a Reply