monica@monicacubero.es
Instagram

Blog

MINDFULNESS: definición, efectos y mi experiencia personal.

Qué es el Mindfulness:

Podemos definir el Mindfulness como la conciencia que nace de la atención plena sin juicio, al momento presente.  

El Mindfulness es una filosofía de vida, una actitud, que deriva de los monjes budistas y cuyos efectos beneficiosos han sido investigados recientemente por diversos científicos y utilizado por  Jon Kabat-Zinn en 1970  como herramienta dentro de su programa para la reducción del estrés.

El Mindfulness invita a  vivir lo sencillo como un acontecimiento extraordinario.

En qué consiste el Minfulness:

El Mindfulness se trabaja de dos formas principalmente, una seria mediante un entrenamiento diario consistente en meditaciones y ejercicios que persiguen estar presente, basados en la respiración y en la conexión con nuestro cuerpo. Y por otro lado integrando todo esto en nuestras tareas cotidianas del día a día, como pueden ser cocinar, lavarnos los dientes o caminar.

A grandes rasgos podemos decir que produce beneficios en tres campos (1):

  • En el campo del bienestar personal: al reducir el estrés y mejorar nuestra autoestima.
  • Atención: disminuyendo los errores, facilitando la claridad mental y la toma de decisiones.
  • Conexión entre las personas: mejorando la empatía, la colaboración y disminuyendo la agresividad.


Beneficios del Mindfulness:

Los cambios o mejoras que se pueden observar más relevantes, con la práctica aplicada del Mindfulness son: 

  • Percibir la realidad plenamente, disfrutar del momento presente sin filtros, como algo que está sucediendo ahora pero que no permanecerá para siempre. Es como percibir el presente de forma amplificada.

  • Suspender el juicio que nos  hace perdernos una parte importante de la experiencia. Las cosas no son buenas, ni malas, sino simplemente algo que está pasando de una forma determinada ahora, algo temporal, que producirá también una reacción temporal. El juicio nos lleva en muchos casos al futuro, lleva a nuestra mente a una situación que probablemente nunca llegue a existir. Al centrarnos simplemente en lo que están percibiendo nuestros sentidos, sin ir más allá, evitaremos que nuestro organismo desencadene respuestas agotadoras innecesarias.  
  • Permite abrir un espacio para expresarnos de una forma más asertiva a como lo habríamos hecho de contestar de forma inmediata. Aporta paz y claridad, para responder de una forma más sana y acertada para nosotros  y para el otro.
  • Sentirnos mejor física y mentalmente, al aumentar nuestra autoestima y disminuir nuestro estrés.
  • Mejorar el autoconocimiento y conocer nuestros límites, algo fundamental para no exigirnos más de la cuenta y evitar la frustración.
  • Mejorar la relación entre las personas al fomentar la empatía, la bondad y la palabra amable.

  • Tener más claridad mental. Esto te facilitará la toma de cualquier decisión, actuando de forma más eficiente, tanto en el ámbito laboral como el personal.
  • Mediante la atención plena al momento presente, tomar perspectiva, y observar las situaciones desde un plano más alejado y que contempla la globalidad y la conexión e influencia entre todo.

Mi experiencia personal sobre el descubrimiento y práctica del Mindfulness:

Había oído hablar del Mindfulness por el 2013. Se estaba poniendo de moda entre los emprendedores y en general en las empresas, algunos compañeros lo habían estudiado y daban cursos sobre esto. Tenía entendido que era estar atento a lo que hacías en ese momento, pero no le veía mayor interés que el de apreciar detalles que de otra forma me estaba perdiendo.  Todo tiene su momento, y mi momento de conectar con el Mindfulness aun no había llegado.

Unos 6 años después, una compañera me propuso un curso de Mindfulness enfocado para formadores. Me apunté por mi compañera, porque me apetecía volver a hacer algún curso de desarrollo personal y porque me pareció enriquecedor y complementario para mejorar como docente. Poco imaginaba que en ese curso iba a descubrir el Mindfulness y me iba  a servir para unir un montón de conocimientos y experiencias hasta entonces inconexos para mi.

De entrada, si has realizado cursos de desarrollo personal seguro que me entiendes, el ambiente era íntimo y especial, era un espacio de tiempo donde la calma, la aceptación y el amor, se apoderaban de ti creando un buen rollo increíble, un espacio protegido.

Allí, repasamos ciertos temas que se encuentran dentro de la filosofía del Mindfulness como la gestión amable de las emociones, la empatía, el autoconocimiento de nuestro cuerpo o nuestra misión, entre otros. Y así, de la forma más simple, y digo simple no porque los temas no tuvieran miga, sino porque eran cosas que ya había trabajado, pero para mí entonces se hizo la luz.

Todo aquello me tocó tanto, que meses después hice el Programa MBSR de reducción del estrés basado en la práctica del Mindfulness y desarrollado por Jon Kabat-Zinn en la Universidad de Massachusetts.

En este curso aprendí los entrenamientos para la práctica del Mindfulness, entendí el funcionamiento del estrés y cómo abordarlo, y lo más importante: me reconcilié con mi respiración, con la que me había estado llevando bastante mal hasta entonces, y le encontré incluso la utilidad al Yoga, algo que también había probado años atrás y para lo que por lo visto tampoco era el momento en mi vida.

Me parece fascinante que la vida te provea de lo que necesitas precisamente cuando lo necesitas, pero para ello has de estar abierta a probar con curiosidad.

Desde mi experiencia como facilitadora de diversas terapias puedo decirte que el Reiki y el Minfulness son para mí las herramientas más útiles para gestionar la ansiedad y el estrés.

En mi caso había probado muchas terapias de las que no sabría decirte ni el nombre, muy similares al Mindfulness, varias personas me habían hecho llegar mensajes para que frenara mi ritmo de vida, pero no era mi momento, no me llegaban.  Hasta que el Mindfulness volvió a cruzarse en mi camino.

Si estás leyendo esto, quizás es porque es tu momento, así que te animo a probar el Mindfulness, al menos una primera sesión, o a seguir leyendo sobre el tema.

Existen muchísimos libros interesantes, pero te recomiendo cualquiera de Thich Nhat Hanh o Andrés Martín Asuero.

Si es tu momento, lo sabrás al instante.

(1)Andrés Martin Asuero.
“¡Tómate un respiro!. Mindfulness” Mario Alonso Puig
“Aprender a caminar con Mindfulness”   Andrés Martín Asuero.
Para estudiar Mindfulness MBSR: https://www.esmindfulness.com/

Leave a Reply